Home noticias cristianas NASA confirma que “El sol se detuvo y retrocedió” como dice...

NASA confirma que “El sol se detuvo y retrocedió” como dice la Biblia

Por  mucho tiempo los científicos pensaron que el contenido de la Biblia era solo un mito  creado por  humanos, pero la agencia estadounidense (NASA) confirmo que la Biblia fue inspirada por Dios y que Dios es real, y que todo lo que  sucede en el mundo y lo que acontecerá en el futuro está en las Sagradas Escrituras.

Lo que sucedió fue algo increíble con los astronautas y científicos espaciales en Green Belt, Maryland.  Ellos estudiaron la posición del sol, la luna y los planetas para conocer su ubicación en los próximos 100 mil años.

El sistema tecnológico ha emitido una alerta roja de atención referente a un error en la información ingresada o con los resultados obtenidos en comparación con los estándares establecidos. La oficina de mantenimiento hizo un chequeo, pero la computadora estaba en perfectas condiciones. El director de operaciones de IBM preguntó qué sucedía: “Descubrimos que falta un día en el universo del tiempo transcurrido en la historia”.

Los científicos no entendían que sucedía. No obstante, uno de los miembros del equipo que era cristiano comenzó a pensar y dijo: «En un estudio bíblico, de la iglesia escuché que el sol se detuvo». Sus otros  compañeros se mostraron incrédulos «Muéstranos», luego abrió su Biblia y buscó el capítulo de Josué, cuando  Dios le dice a Josué: «No tengas miedo, porque los he entregado en tus manos ninguno de ellos te podrá resistir”.

Josué estaba preocupado porque el enemigo los había rodeado y cuando  oscureciera, el enemigo podía vencerlo. Entonces Josué le pidió a Dios que detuviera el sol y así sucedió.  Y el sol se detuvo y la luna se paró,
Hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos. ¿No está escrito esto en el libro de Jaser? Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero.
(Josué 10:13).

Los científicos dijeron «Este es el día que falta» En ese instante, constataron en la computadora retrocediendo en el tiempo a la época que coincidía con la Biblia, no obstante  no era el lapso de tiempo exacto. Ese intervalo de tiempo que no aparecía era de 23 horas y 20 minutos, lo que significaba que no era  un día completo. Cuando volvió a las Escrituras, decía  que era casi un día entero.

Allí estaba la estaba la respuesta ya que faltaban  40 minutos. Un gran cuestionamiento, las inexactitudes fueron muy significativas. Fue cuando este compañero cristiano recordó el  pasaje del 2 Reyes 20: 8-11 que decía  que el sol “Retrocedió”.

Y Ezequías había dicho a Isaías: ¿Qué señal tendré de que Jehová me sanará, y que subiré a la casa de Jehová al tercer día? Respondió Isaías: Esta señal tendrás de Jehová, de que hará Jehová esto que ha dicho: ¿Avanzará la sombra diez grados, o retrocederá diez grados? Y Ezequías respondió: Fácil cosa es que la sombra decline diez grados; pero no que la sombra vuelva atrás diez grados. Entonces el profeta Isaías clamó a Jehová; e hizo volver la sombra por los grados que había descendido en el reloj de Acaz, diez grados atrás. Diez grados son exactamente 40 minutos.

Los científicos constataron que las  23 horas y 20 minutos que hacía referencia en  Josue junto con los 40 minutos que relata en 2 Reyes completan los 40 que completan las 24 horas que  los científicos del programa espacial debieron agregar a  la historia como el día que faltaba  en el universo.

NO COMMENTS

Leave a Reply